miércoles, noviembre 19, 2008

Tres años

Hoy, 19 de noviembre, se cumplen tres años desde que mi madre falleció.

Hay días extraños que uno sólo alcanza a ir descifrando conforme pasa el tiempo. Recuerdo cómo inició todo. Yo arribé al hospital en el que estaba ingresada en Puebla la noche del viernes 18. Relevé a mi suegra en la custodia y recibí al sábado viendo desde la ventana a esa ciudad. Después, fui a la casa de mi esposa, me bañé, me vestí y fui a cortarme el cabello. ¿Para qué? Nada más. En la tarde regresé a relevar a mi esposa después del segundo horario de visita. Justo cuando terminaba, a las 18.00 horas, todo comenzó a ir mal. Tanto, que ya no hubo vuelta atrás. Minutos después todo terminó.

Quizás mezclar estos asuntos tan íntimos en este tipo de lugares sea superficial. Lo escribo ahora sólo como un recuerdo de esos momentos difíciles, pero también de agradecimiento a los que estuvieron ahí y después conmigo.

A tres años de distancia la vida continúa con sus enseñanzas y cariño.

3 Comments:

Blogger Los Burócratas del Ritmo said...

Maese ahora como entonces sabe que en esos momentos difíciles la desolación es más pasable con los amigos

noviembre 21, 2008 12:24 a. m.  
Blogger Efrén said...

Y la supeficie es parte de la realidad, por más frívolo que sea el foro.

Un saludo, un beso y un abrazo carnal

Efrén

noviembre 21, 2008 10:47 a. m.  
Blogger Tarzan said...

Un abrazo desde aqui amigo!!

noviembre 23, 2008 1:34 a. m.  

Publicar un comentario

3 comentarios

<< Home