viernes, octubre 10, 2008

La víspera

El fin de semana se avisora ya desde una víspera intensa. Acabo de leer que Los Ratones Paranóicos, esa manda de argentinos admiradores e imitadores de los Rolling Stones de los que me he convertido en fan de clóset, tocarán en la Ciudad de México. ¿Qué tal? Perfecto.

Después, el domingo, tenemos el Pumas versus Real Bañil en el Olímpico Universitario. Ya desde ahora imagino que de la mano del Tuca Ferreti iremos a por el empate (¡el cero cero es lo de hoy!).

El lunes, la joya de la corona: el concierto que El Salmón Andrés Calamaro dará por primera vez en la ciudad en el Auditorio Nacional. Los boletos ya los tenía desde hace como seis meses. No sé para qué tanta anticipación. Quizás Calamaro ya sabía de la debacle financiera mundial y nos evitó sobresaltos vendiéndonos las entradas desde mucho tiempo antes. Algo así sucedió con la primera presentación de los Stones en el DF, allá en enero de 1995, cuando los boletos los vendieron desde octubre de 1994, justito antes de que todo valiera...

Último día de la semana que comienza raro: la gente anda como excitada y quiere guerra. Algunos se aceleran y otros de plano están instalados en el valemadrismo más recalcitrante. Yo espero transitar las horas que restan para arribar a la salida calmando esta furia que me cargo y que bien puede musicalizar el propio Andrés: "hoy me siento tan radical, pero tengo aprendido el papel principal".

1 Comments:

Anonymous BeN said...

Tambien compre mis boletos por ahi de mayo, y durante las ultimas dos semanas no escucho otra cosa que "El Regreso" y "Para no olvidar".

Esta espera es una dulce condena

octubre 10, 2008 11:23 a. m.  

Publicar un comentario

1 comentarios

<< Home